La camiseta dice Santiago, pero quien jugaba en realidad era Martha, aunque no lo parezca. Fuerte, grande y rápida la cabrona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: