Back in my days…

Quienes me conozcan sabrán que, aunque soy parlanchín rayano en lo hablador, siempre mantengo detalles de mi vida privada en secreto. La pública todo mundo la puede conocer, así que no tiene sentido ocultarla, pero la privada es privada y me gusta que permanezca así.

Continúa leyendo Back in my days…

Siempre hacía tanto frío…

El viento soplaba. El bosque de pinos, espeso, no era suficiente para detener la nieve que caía, lenta y constante, en ese día. El sol era un pequeño círculo blanco en el cielo color gris. Los escasos rayos que caían sobre las copas llegaban aún más escasos a la cabaña.
Continúa leyendo Siempre hacía tanto frío…